La Otra 309. Las tensiones creativas de la Klase.

18.01.2015 16:39

 

 

La otra 309”. Las tensiones creativas de la Klase.

 

Después de aquellos cambios meramente simbólicos que entre otras cosas emblandecieron la Klase, las sillas y las mesas fueron cambiadas de lugar, en esta ocasión como si de un ágora, o un foro se tratase, ahora si, la Klase, genero un debate del uso y de la apropiación del espacio, y de como desde ese uso se genera un tipo de relaciones u otra, alguno llegó a opinar que ese debate generaba CULTURA. En fín, pareció un anticiclón de Bonanza, trajo Sol en días de frío y niebla, durante aquellos días hubo música, hubo baile, hubo Vida, pero ¿Qué entendemos por VIDA?

 

Sin embargo, esa “Otra 309” no pareció contar dentro de los contenidos “obligatorios” a dar en aquellos “planes de estudios” generados por los agentes, aquellos que modifican, gobiernan, los que dicen que se puede y que no se puede hacer en un espacio pagado por aquellos que lo habitan, los actores. Por ello, durante una mañana se prohibió dar clase en aquella klase, la razón, sea quizás un acto de “gentrificación educativa”, la universidad cedía el espacio a otra universidad, y aquella klase tenía que volver a convertirse en una Clase.

 

Entonces, ¿Hasta que punto podemos hacer nuestro el espacio que habitamos? Parece que la clase, sin necesidad de simbolismos claros, ya marca un tipo de ideología. Mientras todo sucedía los agentes, buscaban a los actores, quizás para castigarles, quizás para elogiarles, pero siempre con la potestad de la verdad por delante. Mientras tanto, entre tanta transparencia, la autoridad se mostraba cada vez más, pudo entenderse como el código de la jerarquía sigue sincronizado en nuestros cuerpos.

 

Parece claro además, que desde nuestra postura de actores políticos entendemos como diariamente lo público va en declive por la mercantilización y la privatización, esto también pasó en la Klase, y nos quedaremos con el mensaje de que algunas de las plazas analizadas fueron conquistas del pueblo, esta Klase también lo fue, al menos, durante un tiempo.

 

Las plazas también nos mostraron como ese proceso de plazas blandas a plazas duras, ayudaba o no, a crear cercanía, sensibilidad, compartir... y nos preguntamos si el tratamiento de lo arquitectónico marca algunos de los usos de los espacios. Recordando que el espacio es forma y contenido, y que toda forma es forma de un contenido.

 

Pero siempre recalcando que es la gente quien hace los espacios. Esto nos invita a recordar aquel cuadro que nos hablaba de nuestra manera de estar en el mundo, en la klase. ¿Estamos pues Ordenados, normalizados o Desordenados, con alguna patología?

Además, dentro de esos Ordenados, se encuentran el Núcleo Consolidado, son los que ejercen el poder, los agentes; y también la Masa Fluctuante, aquellos que se adscriben a las normas sociales como negocio de su vida. Hemos de reconocer que este acto no se encontró en ningún momento dentro de esas acciones “normalizadas”, si no más bien desde la subversión.

Pero en cualquier caso, entender en que posición nos encontramos nos ayuda a movernos de un lado a otro, reflexionando sobre cuales son las razones que nos mueven hacía tales espacios. Desde aquí, podemos entender que quizás los ritmos de la construcción de esta “La Otra 309” se aceleraron, y no dieron tiempo a la asimilación de una gran mayoría Masa Fluctuante.

 

Sin embargo, parece que gracias a esta breve apropiación del espacio podemos estar en un tránsito de un Grupo Objeto, aquel que se sitúa meramente por una nota, un número, aquel que es sedentario, se asienta, pero no se siente, a un Grupo Sujeto, aquel que se pregunta el nombre de la persona de al lado, aquel que es inquieto, inquietante, aprende en vivo.

 

Todo esto nos invita a recordar una de las tres ecologías de Guattari: La ecología mental, aquella que nos habla de que quizás sea la hora de poner en marcha una nueva ética de la diferencia que sustituya los poderes capitalistas actuales por una política basada en los deseos de las personas.

 

En definitiva, comenzamos como transeúntes en la clase, y ahora seguimos como vecinos/as.

La “otra 309” sigue VIVA.

 

 

© 2013 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode