Of the roots to self

22.09.2016 23:43

Entre la ley y la cotidianidad: El acto espiritual del robo.

 

 

Entre la Ley y la Cotidianidad. El acto espiritual del robo.

 

Valores que desaparecen de tu conciencia. Imaginaciones que cortan el presente. 

Elegir o no elegir, escapar de las creencias. 

Hacerse dueño de tu realidad, ya obsoleta por los condicionamientos. 

Vale mas un hogar vacio que cada día gasta miles de litros de agua para mantener un cesped verde, que un lugar habitado pero que la legalidad no permite su subsistencia. La loca voz sagrada del poder legitima todo su saber y lo hace único e inalcanzable, y mucho menos adaptable a otros saberes. 

La vara de la ley golpea nuestras cabezas encasillando nuestra mirada y limitando nuestra responsabilidad. 

Cada vez menos humanos, cada vez menos mamíferos. Cada vez más cercanos a un cálido computador numérico entre logaritmos y sucesiones. 

 

Hoy, en lo práctico, okupo, reciclo, y si se necesita, incluso apago algún que otro fuego. En lo espiritual, pongo a la Tierra en el centro, para cuidarla, amarla. Y aceptar la abundancia que ella me entrega, que es TODO, sin dinero, sin juicio, sin lucha. En el discurso, soy ilegal, fuera de una norma que jerarquiza, que reprime y que subjetiva. 

Para beber agua, hay que dejarla caer de una manera, y no vale cualquier manera. 

 

Por suerte o por causalidad, la sorpresa nunca miente, y aparece para deconstruir cualquier situacion de rutina, y solo el viento, el sol o la luna pueden generar un proceso cíclico. 

Un derecho, el de las miradas, que penetren en nuestros cuerpos como una grano de humanidad. No son palabras poéticas, son un sin fin de prácticas que te acercan a lo inacercable, que te conectan con lo inimaginable. 

 

Confiar, cercania... estados de amor en lo cotidiano, fuera de la ley, obsoleta en el corazon. Me cansa tu pérdida de seguridad por apego a un miedo, cultural, familiar, irreal.

 

Pues sí, lo reconozco, sigo leyendo y leyendo casos de abusos económicos (vean lo pasado con el banco de España, o los altos cargos de la TMB en Barcelona...) , sociales y culturales que el Estado legítima, permite, mientras otras personas son acusadas sin límites de juicios de valor, que en la práctica les oprime, les amordaza. Por tanto, si, hoy decido aprovecharme de este estado que jerarquiza nuestras relaciones, y reprime nuestro actos. 

 

No quiero dar un segundo de mi energia vital a este Estado que no solo nopermite mi autonomía, sino que además la prohibe, un Estado sedante , ahogante...  El dinero que recibo de ellos, es infimamente menor a los actos cotidianos es los que el Estado me reprime, y no me permite coger las riendas de mi vida. Es la deuda eterna del estado con mi libertad... ojala se entienda este discurso. 

 

Es por tanto, que aprovecharse es un acto de solidaridad con la abundancia de la naturaleza, y no con el naturicidio de la humanidad. 

 

Robar  a la nobleza social, no como acto de delinquir sino como acto de bandidaje social. Un equilibrio necesario. Robar no es pues solo un acto de rebeldia, sino un acto de sanación, de equilibrio, robar es buscar tu autonomía, agradecer la abundancia que la vida, nos regala. 

 

Cambiar el sentido del dinero es robar los intereses personales que ahogan la emoción del mundo. 

 

Robemos hasta que la palabra pierda su significado. 

 

 

 

09.02.2016 21:31

"Hoy la humanidad está desnuda, somos la nada". Ritualización de la violencia

 

"Hoy la humanidad está desnuda, somos la nada". Ritualización de la violencia

 

Breves reflexiones de acontecimientos que nos invitan a profundizar en las violencias sociales que permitimos en nuestra cotidianidad.

 

Los últimos acontecimientos por las redes sociales sobre el tema de los titiriteros, me recuerda de manera directa a lo que sucedió con Charlie hebdo, y otras secuelas sociales, donde todas las personas se hacían eco de la noticia, mostrando a diestro y siniestro sus diferentes juicios de valor al respecto.

 

Y perdonarme que no pueda evadir una pregunta que me viene a la cabeza. ¿Cuantas personas nos hacemos cargo de nuestra responsabilidad sobre que estos actos existan?, de que nuestra participación en el contexto laboral, político y económico es el que permite que todo esto siga existiendo.

 

No se trata de "que soy", una identidad, una determinación, sino de un "cómo soy lo que soy", una presencia, un "ser-en-situación". Adentrarse en este planteamiento nos da alas a comprender toda la subjetividad impregnada en nuestra experiencia e inculcada por los medios de comunicación y toda una élite partidaria de un control absoluto de la sociedad.

 

Para aquellas que se preguntan que de que manera son/somos "participes" o "responsables" de estas situaciones, les invito a investigar sobre el dinero que invierten sus estados/países en armamento y sobre el uso que dan sobre el mismo, aquí en el ejemplo español me limitare a mostraros varios datos, por un lado el entrenamiento de las "fuerzas del estado"( ver los primeros minutos: https://www.youtube.com/watch?v=L7uLIyaEFaI) y por otro lado la información dada desde el observatorio de tortura sobre los acontecimientos al respecto durante el año 2014 ( https://www.diagonalperiodico.net/28588-al-menos-961-personas-sufrieron-torturas-2014.html)

 

A su vez, les invito a investigar sobre la procedencia de los alimentos que consumen y las condiciones sociales de aquellas personas que aportan dicha producción y además las condiciones medioambientales del producto en sí.

 

Por tanto, les estoy tratando de llegar una invitación a reflexionar sobre nuestra manera de estar en el mundo, más allá del aspecto económico (trabajo) o político (partidista), de que manera legitimamos la democracia, los países, la globalización, las redes sociales... y como todo esto parece tener una consecuencia directa hacía nuestra "zombilización".

 

Lo vivido durante estos días por las redes sociales podría catalogarse como un acto de "imbecilismo social" donde nos limitamos a "twittear solidaridad" como medio de "cambio".

 

Es aquí donde podemos observar como nuestros actos virtuales permiten y legitiman toda una violencia institucional, que se ancla en nuestros cuerpos, en la unidad simbólica del cuerpo, es a fin de cuentas, el espectáculo de la desfiguración corporal.

 

Llegamos al final de la partida observando como la ritualización de la violencia, genera y construye nuestras relaciones sociales con nosotras y con nuestro entorno.

 

En definitiva nuestro discurso a de convertirse en un acto performativo, un hecho que no se está contando, sino que se está haciendo.

 

Como decía Hannah Arendth: "Antes que mortales debemos decirnos natales. No nacimos para morir, nacimos para comenzar".

03.12.2015 19:31

Municipalismo Consciente. "En construcción".

 

 

La oposición en Galapagar, un partido de partidos. 

"Por una oposición que se oponga" José Manuel Naredo.

 

Contra todo pronóstico, y después de que la izquierda galapagüeña se separase en un total de 3-4 partidos, según quienes piensen que el PSOE aún tiene una posición más socialistas que capitalista, todos ellos incluyendo a los liberales de Ciudadanos están mostrado un ejemplo de "asamblearismo" y otras maneras de llegar a acuerdos.

 

 Sin embargo desde el actual equipo de gobierno del PP al parecer se lo quieren poner más difícil o más fácil, depende de lo que se busque, para que sus decisiones conjuntas no se lleven a cabo.

 

Viendo esta situación quizás única en Galapagar, una oposición más unida que nunca, y un gobierno más represivo que nunca, yo me pregunto si no es el mejor momento de lanzarse abiertamente a buscar un "grupo de personas" dispuestas a gobernar para el pueblo, es el mejor momento para una "MOCION DE CENSURA", algunos dicen que de eso depende el 20-D, sin embargo, dejar una oportunidad de construir un proceso municipalista a una visión nacional, es perder la autonomía del pueblo, es perder la oportunidad de romper con un equipo que sigue enriqueciéndose a costa de los/ as trabajadores/as ( por eso no quieren reducirse el salario), que sigue facilitando una educación y una sanidad cada día más privada (veamos el caso de los coles e institutos del municipio, y como se permitió la mejora del Veracruz…), que sigue discriminando al otro ( o sino recordemos las redadas a los comercios de inmigrantes), que sigue promoviendo un control social de los/as ciudadanos/as (veamos la de cámaras de vigilancia que existen en el municipio) y que por último, quiere dejar de lado la herramienta más democrática que pensábamos que existía, los plenos.

 

Es por tanto, que me alegra mucho ver la energía mediática que se está teniendo desde la oposición de Galapagar, pero me pregunto, ¿porque no lanzarse a buscar acuerdos para un futuro equipo de gobierno grupal? ¿Es más fácil llegar a acuerdos desde la Oposición? ¿Por qué esperar a las elecciones nacionales? Me suena más a un ego partidista que a una lógica de gobernanza. Si los partidos de "izquierda" reconocen sus hilos conductores dentro del ámbito local, y Ciudadanos por su lado se ha dado cuenta de que más allá de un sistema liberal y capitalista está el encuentro, el mirarse a la cara, la honestidad y las personas a las que representas.

 

En fin, que me encantaría que cualquiera de los concejales de la oposición me diera respuestas a todas estas dudas, y que ante todo es toda una alegría el sentir una oposición unida, una oposición, un único partido, el del pueblo.

 

25.09.2015 15:17

Acercamiento a la presencia de lo comunal.

 

Acercamiento a la presencia de lo comunal. Un espacio de interdependencia.

Dos escritos que hablan de las emociones de acercarse, de caminar hacía una coherencia moral. 

 

 

 

Hoy te escribo a ti.

Hoy te escribo a ti, la amiga, la presente, aunque no nos veamos, aunque no nos hablemos, para escribirme a mí. Tu recuerdo me recuerda mis vivencias, mis experiencias en los últimos años, todos mis cambios, mis miedos….

Parece ayer, cuando mochila en mano abandonaba la solidaridad orgánica del trabajo y me adentraba en otra manera de mirar, de relacionarme con mi entorno… aunque en realidad es ya, un ayer muy lejano.

Hoy sonrío, porque me siento muy entusiasmado e inspirado por recordar todo este “pasado”  que no representa un tiempo, sino un espacio cíclico que se repite en mi rueda, huella, diagrama vital).

Hoy comienzo a valorar el respeto desde el respeto, la cercanía desde la cercanía y el cuidado desde el cuidado, actos que unen a las palabras con las cosas, actos sutiles y simples que me unen con la complejidad de “lo natural” (término que no me separa de mi yo cultural sino que me sirve en esta ocasión para mostrarme abierto, dispuesto, para comprender como se mueve, y para que se mueve, cada instante en mi vida).

Escribir esto es pues mi propio ritual, mi propia ceremonia de responsabilidad y compromiso con mis relaciones de mi entorno, hacerme cargo de ellas es poner atención, poner en tela de juicio, como y para que se dan, permitiéndolas, sanándolas, soñándolas.

Es por tanto, a su vez, un regalo para aquellas, que desde lo simbólico de los sueños sois parte de mi proceso de encuentro y de encuentro conmigo mismo.

 

 

La presencia de personas en mi vida.

Después de todo un proceso, interminable y continuo, de deconstrucción y construcción del desarrollo vital de mi presencia, de mí, de mi ser, después de hacerme cargo, o de empezar a comprender, la energía (ese acto social y ambiental de afecto a las circunstancias del entorno en el que yo me encuentro) que muevo a cada instante. He encontrado el momento de permitir la sinergia, el encaje, dentro de un puzle de cristal.

Esta fusión propone la búsqueda de respuestas dentro de ese ámbito de interdependencia, conocerte a través de estas “terceras” energías. Esas respuestas hacen referencia a toda clase de determinación que encontré mientras profundizaba en la manera en la que actuaba, en la manera en la que me relacionaba tanto conmigo como con mi entorno (personas, naturaleza…), es decir, las respuestas son propuestas prácticas para “accionar” nuevos canales que permitan “liberarse” de esas determinaciones, y por tanto, de crear/imaginar/instituir otras maneras de mirarse, de comunicarse, de quererse.

Existe quizás, ¿una imposibilidad de amarse dentro de la actual estructura económica? Esto sería un ejemplo de las preguntas que buscan su propuesta, su praxis dentro de esta fusión energética a varias bandas, desde lo comunal.

Comunal porque permite liberar cualquier aspecto material/ideal de una posición personalista. Poner en debate la manera en que nos amamos es plantearnos (poner en tela de juicio) la manera en la que nos separamos, luchamos con todo aquello que nos rodea.

El debate es por tanto, en sí mismo un ejercicio de colectividad, de una la idea al acto.

Desde aquí nace la solidaridad, los espacios de autonomía, y la creencia de un cuidado mutuo, una burbuja flexible que pone las bases para la construcción desde el imaginario colectivo de una comunidad dispuesta a construir/imaginar desde un centro, todavía inexistente, que haga hincapié en la “no necesidad” y en La Tierra como vínculo central. 

01.07.2015 22:46

La política de lo comunal. Previa de una mirada libertaria.

 

 

La política de lo comunal. Previa de una mirada libertaria.

 

Entre los parajes que la burocracia deja abiertos al dialogo podemos encontrar las miradas honestas de una desfuncionalidad regularizada. Entender que tu espacio esta en el presente permite generar situaciones donde el protocolo queda relegado a la mínima función. Es en ese preciso instante cuando el entendimiento, la responsabilidad, y por tanto, el encuentro como acto revolucionario, creativo y universal hablan de la "no necesidad", del "no tener que", si no más bien del permitir a cada persona ser, creando así una atmósfera desenmascarada de todo un conjunto de criterios, clasificaciones que identifican de la manera más limitada a cada ser humano.

 

Por tanto, desenmascarar es desclasificar, es desidentificar, es permitir que cada ser tenga la posibilidad de ponerse sus propios límites, y hacerse cargo de ellos, entender las consecuencias de cada uno de ellos.

 

El límite es por tanto, la capacidad cognitiva de crear relaciones morales entre tus acciones y sus consecuencias.

 

La ley social en este caso trata de comprender el mayor abanico de proposiciones morales que permiten la diversidad de cada ser, generando de esta manera un espacio social libre de predisposiciones, presuposiciones o cualquier previo predeterminado.

 

Es pues que la sorpresa, el secreto, pasaría a ser el conocimiento, que alimenta el desarrollo de unas relaciones sociales fuera de los espacios de dominación, represión o jerarquizados, se tratan pues de espacios dinámicos que permitan una socialización común, capaz de romper con la dicotomía sociedad-persona. El otro pasa a ser entendido como ese acto de solidaridad, de apoyo mutuo que permite la práctica de tus posiciones coherentes.

 

La coherencia, se convierte en la creación de un campo mórfico ( energético) donde cada suceso es creado por todo aquello que rodea lo que se habita, es comprendido y aceptado por medio de la ley social.

 

No existe pues la posibilidad de una desconexión entre lo pensado y lo sentido, lo imaginado y lo real, lo moral y lo práctico. Todo queda relacionado bajo ese estado de coherencia moral.

 

Y cada paso permite analizar la "no neutralidad" de nuestras acciones, entendiendo entonces que la responsabilidad pasa a ser el paso previo a cada decisión tomada.

 

La responsabilidad es el proceso de aprendizaje sobre como integrar ese estado de coherencia moral en nuestra cotidianidad.

 

Una vez integrado, ese espacio mórfico se ve reforzado por cada acto práctico que permite aceptarse a uno mismo como un todo.

 

El todo es el conjunto de situaciones sociales que permiten el desarrollo de tus espacios vitales, el todo genera movimiento.

 

Se trata pues de todo un sin fin de metáforas colectivas que sintiendo esa conexión armoniosa generan la capacidad de crear nuevas formas de relacionarse que permitan explorar en su profundidad la capacidad de amar de cada ser humano.

 

Una libertad basada en la manera en la que cada persona entiende al otro, basada en la posibilidad de que tanto la diferencia como la igualdad formen parte de una misma estructura social sin la necesidad de identificarse con ninguna de esas posibilidades.

En definitiva, los actos históricos que han promovido y defendido una cierta manera de entender la relaciones humanas, se ven afectadas a cada instante por los cambios morales que las personas permiten sobre sí mismas.

 

Un estado en el que esos cambios morales quedan desinstitucionalizados crearán en si mismos unas relaciones autónomas, creativas y armónicas que de por si no permitirían, sin rechazar, la aparición de relaciones de poder dominantes.

 

Una sociedad libre sería aquella que sus propios límites no permiten la aparición de espacios de represión o dominación, no se trata pues de situarse en su contra, si no que la propia dinámica social, ley social, no permite que dichas situaciones puedan darse.

 

Todo esto convierte al control en un acto improvisado, caótico, que permite la sorpresa, la mirada infantil y el agradecimiento.

14.05.2015 17:48

Breves articulos reflexivos sobre "lo político".

 

En estos momentos en que lo político nos recuerda, que no es solo una papeleta en una caja (nuestros sueños no caben en las urnas), escribo sobre la política entendida como aquella actividad, acción que nos permita conocer/profundizar sobre la manera en la que nos relacionamos los seres humanos.

 

A continuación varios textos que expresan lo mismo desde diferentes perspectivas: 

 

- El primero de ellos centrado en el apoyo a un espacios social que se encuentra en el municipio de Galapagar (Centro Social Itaca) aqui planteo si la energía vital y social empleada por los/as propios/as activistas del espacios sha centrado sus esfuerzos en diferentes procesos políticos para recuperar eol municipio, y por tanto, ver si eso generaría que la "caida económica" del centro social se traduce en un nuevo espacio autogestionado facilitado directamente por el municipio. 

 

- El siguiente narra el planteamiento en que "defendemos lo que amamos" como la figura del "gobierno" se antepone a nuestros actos responsables de cada día, como su posición de relación de poder nos coaccion, o nos límita, llegándonos al punto de entenderlo como algo inherente a nosotras mismas. 

 

- Y por último un texto que hace referencia a lo público como un concepto libertario y responsable, planteando una comparación de lo público con los espacios okupados. 

 

Todos los artículos son breves, simples ideas que puedan dar pie a futuros escritos más largos, más profundos que alimenten nuevas reflexiones sobre como "construimos" la sociedad/ los espacios los seres humanos.

 

Que los disfruten.

 

 

1. UNA CASA DE ASOCIACIONES COMO EPICENTRO DEL PUEBLO, UN CENTRO SOCIAL COMO MOTOR DE GALAPAGAR.

Dicen que el espacio Centro Social Ítaca, espacio sin ánimo de lucro y con un objetivo: beneficiar las iniciativas sociales de nuestro pueblo, está sufriendo una crisis económica, que cada día viven una multitud de locales y de negocios en Galapagar.

Y nos preguntamos, ¿qué posibilidad genera esta situación?. Creatividad y creación. Estamos a las puertas de unas elecciones municipales que bien brindan la oportunidad a otro tipo de municipalismo, este es más cercano a aquellas personas que tienden a habitar aquellos espacios en los que viven, y no a vivir de los lugares sin más, a pasar de ellos, simplemente para aprovecharse de su riqueza tanto territorial como social.

Que buen detalle sería pues, que las próximas elecciones dieran paso a un titular de prensa donde se da a conocer un nuevo espacio para el municipio, UNA CASA DE ASOCIACIONES PÚBLICA para el uso, disfrute y organización de todas las personas que gobiernan el pueblo, es decir, todas aquellas personas que durante los últimos años ( y posiblemente desde mucho antes) salen a la calle, con energía, para cambiar la manera de relacionarse entre el gobierno municipal y los habitantes ( y dueños/as) de ese espacio que legitima al gobierno, el pueblo.

Qué bonito seria que esta necesidad económica de paso a una conciencia colectiva unida de nuevo en el espacio-tiempo, ahora también en las mentes, en la psique, de las personas.

Sin lugar a dudas, este proceso generaría un Galapagar dispuesto a revertir la manera de relacionarse entre las gentes, algo que, y aprovecho para agradecer, ya se lleva a cabo desde Ítaca, pero que dado el cariz legitimador y de autoridad que ostentan los gobiernos facilitaría sin lugar a dudas su expansión por las gentes del municipio.

Por ello es necesario que este proceso tenga como motor a las personas, no pensando en esa máxima ilustrada del siglo XVIII que está hoy de moda “de con el pueblo pero sin el pueblo”, sino practicando democracia real("directa") y factible, en el que los movimientos sociales, las personas que lideran y participan en iniciativas sociales junto con toda la vecindad, sean la fuerza, el engranaje y la maquinaria de esta transformación, sean los y las capitanas de este barco llamado Galapagar para dirigirlo a buen puerto. Siendo la casa de asociaciones el epicentro de encuentro, siendo el centro social y los movimientos sociales el motor de Galapagar.

Nos imaginamos (y por tanto, creemos en) un Galapagar diverso, plural y social enriquecido en cada instante por las sonrisas de las personas que aportan a su tierra, a su Terruño, con alegría y solidaridad.

Galapagar pasaría así, de un pueblo-dormitorio a un Terruño, un espacio sentido y amado por sus habitantes.

Escrito realizado con Juan Pretel Molina. Gracias por la colaboración.

 

 

 

2. Defendamos aquello que amamos.

 

"La objetividad es la excusa que nos damos cuando queda disminuida nuestra capacidad de amar" A.Gauldier (en "La Crisis de la sociología occidental").

 

Es curioso cuanto menos vernos sometidos en la lógica de la burocracia, desde el momento en que nos levantamos, desayunamos, nos vestimos y cogemos el coche para trabajar y vernos desposeidos por ella misma de nuestra capacidad de crear, de ser responsables de nuestro propio proceso vital.

 

Esto se enmarca en la motivación de compartir emociones, experiencias que ante todo faciliten e inviten a orientar las relaciones humanas desde un respeto cercano y armonioso. Y yo me pregunto, si esta racionalidad institucional limita o no esta manera de relacionarse, y si además, permite o no, ser a nosotros/as mismos/as.

 

Como de alguna manera nuestra forma de organizarnos actualmente legitima un poder por encima de otros, esto es, crear relaciones humanas formadas por jerarquias, esto es, palabras que tienen más valor que otras, esto es, que no es lo mismo la muerte de un "alto cargo político" en Europa a la muerte de miles de personas tratando de "entrar" en Europa.

 

En cualquier caso, no se trata de fomentar este campo mórfico/energético, se trata de entender de que manera nos relacionamos con él, porque de alguna forma estamos "interrelacionados", somos "interdependientes" de él, el nos crea, tanto como nosotras lo creamos a él.

 

Buscar otros espacios donde poder transmitir la "intención" de la propuesta, pero en fin, solo resuelve el "conflicto" del "fin en sí mismo" de la idea, pero no resuelve la reflexión de como generar "constantemente" espacios de dialogo igualitarios, donde él énfasis esté en la capacidad de amarnos, en las ganas por entenderse, construir juntos/as.

 

Esto me lleva a la última pregunta en la cúal me planteo de que manera soy autónomo/a en esta sociedad, de que manera me puedo permitir defender aquello que amo, sin encontrarme con una organización/sistema que me indique como debo hacerlo (heteronomia), y si finalmente me reconozco fuera de esa autonomia, como puedo yo ( y por tanto, la sociedad) construirme(se), no estaré guiando mi vida, por una institución que me hace ver que conceptos como el tiempo, el amor, el dinero, las actividades, son simbolos construidos desde fuera de mi, cuando en "realidad", se olvida una de las grandes caracteristicas de los seres humanos, su capacidad de crear, de crear por si mismos, junto a cualesquiera que quiera ser participe de esa creación.

 

¿Me han robado/estirpado pues la capacidad de crear/ de amar?

 

Escrito realizado en relación con un intento de montar una actividad conjunta con un gobierno municipal. 

 

 

 

 

3. Parajes de lo publico, privado, okupado.

 

 

Os imaginamos que privatizar la educación quiere decir privar al aprendiz/ al estudiante de su responsabilidad y del ejercicio de su inteligencia en su propio proceso de formación. Entonces, desde este punto de vista que estamos diciendo cuando nos referimos a una educación PUBLICA? A una educación donde las personas que la gestionan son responsables de ¿como, el que y para que estudian lo que estudian? Publica, porque quien gestiona ese proceso de formación es en sí misma la propia persona, pública pues, porque es desde el conjunto de personas que habitan los espacios educativos quienes autogestión cada iniciativa, propuesta, actividad..

 

Os imaginais si cambiamos la palabra "educación" por "espacios", "servicios", "municipios"... cogiendo la misma propuesta de entender el concepo de "lo" público, entendiendo el "lo" como todos aquellos actos de reflexión sobre nuestras acciones cotidianas en el día a día, como serían esas espacios, esos servicios o municipios motivados por "lo público". Serían pues espacios gestionados por las personas que lo habitan, los responsables directos del habitat, serian servicios organizados por le apoyo mutuo, porque cada persona tendrá la capacidad por si misma de "gobernarse", crear sus propias leyes, entendiendose dentro del conjunto de la sociedad a la que pertenece, sería un municipio autónomo, que permita la diversidad personal, respetando cada proceso y acercándonos a cada instante a las preguntas: ¿de qué manera habitamos el espacio? ¿de que manera nos relacionamos con nuestros iguales? ¿y cuáles son los procesos que han hecho que sea así?

 

Esta nueva ( o quizás no, pero si seguro que diferente a muchas otras posturas sobre la concepción de lo publico) propuesta, nos invita a preguntarnos si hoy día existen algunos espacios que puedan favorecer este tipo de prácticas (públicas, libertarias?). Yo pienso que si, los espacios okupados, aquellos lugares, que autonomamenet gestionan los lugares que habitan, aquellos lugares que permiten a la gente que allí particpa a crear cualquier tipo de iniciativa, saliendose de los límites que ofrecen las "otras instituciones públicas" ( burocracia, racionalidad institucional, heteronomía...)

 

Entender pues lo Okupa como Público es uan reflexión de carácter político, que viene a poner su énfasis en analizar como las palabras que usamos tienen un significado, que de alguna manera genera una forma de legitimar acciones concretas de como actuamos cada día.

 

Poema de regalo para aquellas personas que habeis llegado hasta el final, gracias.

 

Yo iba rumbo al empleo fijo y la gran familia
en el coro de los niños bien peinados
pero entonces sucedieron tifones y cetáceos,
ilusiones ópticas o muchachas candentes.
Y atravesé la vida con el filo de mi espada
como en un duelo a primera sangre conmigo mismo.

Ya no más hogar confortable, cena de nochevieja,
el porvenir seguro, costumbres como estufas.
Todo fueron incendios y horizontes, estrépito y galope,
el beso de la noche, las muescas en el sueño.
Mis mayores buscaban horarios, un sueldo justo,
y yo no estaba dispuesto a contradecirles.

Pero entonces sucedieron imprevistos, no se como explicarlo,
quizá ráfagas de pasión o lanchas fueraborda,
un zumbido de crepúsculos, una guitarra eléctrica
o tal vez, me temo, esas repentinas alas en la espalda.

 

Juan Jose Tellez.

 

 

11.05.2015 12:25

Porque soy el número 21 en las lista de Galapagar en Comun-IU.

 

 

Porque soy el número 21 en las lista de Galapagar en Comun-IU. Por un municipalismo consciente y autogestionado

 

Soy una persona, que quizás se sienta de un lugar por su manera de habitarlo, sentirlo y además recordarlo. Galapagar ha sido para mi un enclave cultural, un acervo de conocimiento y experiencia. Y es precisamente esta pasión que siento por el espacio la que me invita a implicarme políticamente, es decir, a promover acciones reflexivas sobre como me gustaría que fuese el municipio, a reflexionar sobre como se dan las relaciones sociales dentro del pueblo.

 

Y es desde este punto de vista, donde mi orientación política, habla de empoderamiento, autogestión, asambleas... en definitiva, autonomía. Siempre pensé que aquellos lugares que favorezcan prácticas libertarias harían de las relaciones sociales un espacio sano para la comunicación, el desarrollo personal y por tanto, para la felicidad del conjunto de las personas.

 

Dicho esto, quiero dejar claro que para nada pienso que el delegar nuestras acciones sea el camino, de hecho lo limita, convierte al gobierno en dueño de tus decisiones, heteronomia; mientras que desde la autonomía, tu eres quien crea tus propias leyes.

 

Sin embargo, para llevar a cabo este despertar, este paso del hombre máquina al hombre responsable, es interesante darle la confianza a aquellas personas que entienden y comparten este mensaje, aquellas capaces de crear esta "conciencia colectiva", aquellas que harían posible un Galapagar sin estado, sin gobierno, si las gentes se sienten parte del mismo.

 

Porque lo importante no es lo que hagas el día de las urnas, si no lo que hagas el resto de los 364 dias del año.

 

Otro Galapagar es posible. Por un Municipalismo consciente y autogestionado:

 

Un Galapagar dispuesto a INVENTAR, dejando de INVENTARIAR, clasificar, numerar...

Un Galapagar basado en las relaciones afectivas, en la pasión, y no en la burocracia o la racionalidad institucional.

Un Galapagar donde se valore el COMPROMISO, el entendimiento directo, el apoyo mutuo y no el CONTRATO, autoritario y desigual.

Un Galapagar inquietante,vivo, de estado, frente a otro sedante (dormido), sedentario, asentado.

Un Galapagar donde se experimente EN VIVO, y no IN VITRO.

Un Galapagar que DUDE, QUE SEA DINÁMICO, que no sea estático, con la respuesta ya asentada.

Un Galapagar donde prevalezca el compartir, y no Don Competitividad.

Un Galapagar que sirva de dispositivo de liberación, que incentive prácticas de libertad frente al aparato de captura, doma y domesticación.

Un Galapagar donde recuperar el encantamiento, la magia, frente a la desestabilidad social, o la falta de conciencia colectiva.

En definitiva, un Galapagar EN el que vivir, no DEL que vivir, del que aprovecharse.

Un Galapagar, del que sentirse parte, haciendo de él un lugar habitable, un hábitat para los habitantes.

 

 

22.03.2015 21:03

Volvemos al Rito. Volvemos a la Cohesión.

 

 

 

 

VOLVEMOS AL RITO.

 

Volvemos al rito

 

 

al lugar conocido

a colectivizar tu esencia

demostrando que todo

es cíclico, espirídico

y desde ahí ves

como te relacionas,

como te relacionabas

con miradas serpentinas

con sonrisas amantes,

amantes de tus palabras

de tu presencia.

 

Mientras tanto veo a

mi alrededor la

hipocresía en nombre

de la libertad, del

conocimiento, generando

inversamente, una falta

de autocrítica, social,

honesta, de identidad.

y yo? quien soy? la

tristeza de esa visión,

o la ilusión de esa

tristeza?

 

Y al final, los astros

se juntan y te encuentras

bajo las mismas palabras

con diferentes "emociones"

hacía personas, que ya

desde antes: AMABAS.

18.01.2015 16:39

La Otra 309. Las tensiones creativas de la Klase.

 

 

La otra 309”. Las tensiones creativas de la Klase.

 

Después de aquellos cambios meramente simbólicos que entre otras cosas emblandecieron la Klase, las sillas y las mesas fueron cambiadas de lugar, en esta ocasión como si de un ágora, o un foro se tratase, ahora si, la Klase, genero un debate del uso y de la apropiación del espacio, y de como desde ese uso se genera un tipo de relaciones u otra, alguno llegó a opinar que ese debate generaba CULTURA. En fín, pareció un anticiclón de Bonanza, trajo Sol en días de frío y niebla, durante aquellos días hubo música, hubo baile, hubo Vida, pero ¿Qué entendemos por VIDA?

 

Sin embargo, esa “Otra 309” no pareció contar dentro de los contenidos “obligatorios” a dar en aquellos “planes de estudios” generados por los agentes, aquellos que modifican, gobiernan, los que dicen que se puede y que no se puede hacer en un espacio pagado por aquellos que lo habitan, los actores. Por ello, durante una mañana se prohibió dar clase en aquella klase, la razón, sea quizás un acto de “gentrificación educativa”, la universidad cedía el espacio a otra universidad, y aquella klase tenía que volver a convertirse en una Clase.

 

Entonces, ¿Hasta que punto podemos hacer nuestro el espacio que habitamos? Parece que la clase, sin necesidad de simbolismos claros, ya marca un tipo de ideología. Mientras todo sucedía los agentes, buscaban a los actores, quizás para castigarles, quizás para elogiarles, pero siempre con la potestad de la verdad por delante. Mientras tanto, entre tanta transparencia, la autoridad se mostraba cada vez más, pudo entenderse como el código de la jerarquía sigue sincronizado en nuestros cuerpos.

 

Parece claro además, que desde nuestra postura de actores políticos entendemos como diariamente lo público va en declive por la mercantilización y la privatización, esto también pasó en la Klase, y nos quedaremos con el mensaje de que algunas de las plazas analizadas fueron conquistas del pueblo, esta Klase también lo fue, al menos, durante un tiempo.

 

Las plazas también nos mostraron como ese proceso de plazas blandas a plazas duras, ayudaba o no, a crear cercanía, sensibilidad, compartir... y nos preguntamos si el tratamiento de lo arquitectónico marca algunos de los usos de los espacios. Recordando que el espacio es forma y contenido, y que toda forma es forma de un contenido.

 

Pero siempre recalcando que es la gente quien hace los espacios. Esto nos invita a recordar aquel cuadro que nos hablaba de nuestra manera de estar en el mundo, en la klase. ¿Estamos pues Ordenados, normalizados o Desordenados, con alguna patología?

Además, dentro de esos Ordenados, se encuentran el Núcleo Consolidado, son los que ejercen el poder, los agentes; y también la Masa Fluctuante, aquellos que se adscriben a las normas sociales como negocio de su vida. Hemos de reconocer que este acto no se encontró en ningún momento dentro de esas acciones “normalizadas”, si no más bien desde la subversión.

Pero en cualquier caso, entender en que posición nos encontramos nos ayuda a movernos de un lado a otro, reflexionando sobre cuales son las razones que nos mueven hacía tales espacios. Desde aquí, podemos entender que quizás los ritmos de la construcción de esta “La Otra 309” se aceleraron, y no dieron tiempo a la asimilación de una gran mayoría Masa Fluctuante.

 

Sin embargo, parece que gracias a esta breve apropiación del espacio podemos estar en un tránsito de un Grupo Objeto, aquel que se sitúa meramente por una nota, un número, aquel que es sedentario, se asienta, pero no se siente, a un Grupo Sujeto, aquel que se pregunta el nombre de la persona de al lado, aquel que es inquieto, inquietante, aprende en vivo.

 

Todo esto nos invita a recordar una de las tres ecologías de Guattari: La ecología mental, aquella que nos habla de que quizás sea la hora de poner en marcha una nueva ética de la diferencia que sustituya los poderes capitalistas actuales por una política basada en los deseos de las personas.

 

En definitiva, comenzamos como transeúntes en la clase, y ahora seguimos como vecinos/as.

La “otra 309” sigue VIVA.

 

 

13.01.2015 00:12

Esto no es una clase. La pasión de Prometeo.

 

 

 

ESTO NO ES UNA CLASE.

La Pasión de Prometeo.

 

El pasado 7 de Enero se realizó un acto de transformación del aula, una oda a los teatros de la provocación, la imaginación, siendo esta, la hora de inventar.

 

Todo aquello surgió después de una reflexión sobre el uso del espacio, muerto, dirigido, no-lugar... promoviendo así un desinterés por las personas que lo habitan.

 

Por tanto, se busca experimentar si, empoderándonos del espacio, haciéndolo nuestro, como si fuera nuestra habitación del hogar, nuestra PLAZA, cambiarían los usos de la misma, cambiarían las relaciones entre las personas ( profesor/a-alumnado; alumnado-alumnado) o si incluso cambiarían o no, las dinámicas de participación de la gente.

 

Lo que sucedió, trata de dar respuesta a todo esto y muchas otras cosas. Al día siguiente, la clase se encontraba como siempre, todo, todo había sido quitado como por arte de magia. La norma mecanizada por la señora de la limpieza no pudo permitirlo, en este momento uno aprende que el aula todavía no es suyo, ni de nadie, solo del poder, de la norma, a la que ya nadie gobierna, solo que se acata mecánicamente. La norma ejerce tal poder que hasta exime de responsabilidades a quienes llevan a cabo el acto.

 

Sin embargo, fue la voluntad de seguir experimentando la que provocó que “este juego dentro del juego” siguiera su camino. El suceso se contó entre varias charlas en la cafetería y la idea gustó, motivó. Además los carteles y demás objetos utilizados se encontraron. Así que se quedó al día siguiente, hora y media antes de clase, para hacer lo mismo.

 

Cuál fue la sorpresa, la gente comenzó a venir al aula, no únicamente a transformarla en si misma, si no a ESTAR, charlar, tocar la guitarra, preparar alguna exposición...

 

Aunque la nueva Klase tenía un cariz de plaza más al puro estilo 15-M, y no se trata más que un simulacro de Plaza. La clase transcurrió con ese encanto, la gente hablaba, proponía, el profesor, la autoridad, paso a ser uno más de los que habitaban esa “plaza momentánea”, de hecho el se marchó al término del horario de clase, mientras las demás seguimos en clase charlando.

 

Al final, debatiendo sobre la necesidad de normas o no, las responsabilidades que uno/a mismo/a tiene, y con la intención de conseguir que todo se mantuviera en el aula, se dejó un escrito a la señora de la limpieza. Parece que esto, tuvo su existo y parece que todo sigue igual. Ahora.

¿Cómo pasar del simulacro a la realidad? ¿Se notarán/sentirán los cambios en todas las asignaturas? O ¿en solo aquellas en que la autoridad, el/la profesor/a, las permita? ¿Qué otras acciones se te ocurren?

 

Lo que se puede entrever entre todo esto es que algunas personas han pasado de vivir DE los lugares, a vivir EN los lugares. Y con ello, nace la duda, el planteamiento de ¿para qué lo hacemos?, pero dicen que el que pregunta, camina, que el que duda y pregunta: INVENTA, no acude a lo sabido por saber. Son al caso, estos experimentos, estos aprendizajes, ¿unos dispositivos de liberación, un incentivo para las prácticas de libertad, resistencias frente a los organismos del poder? No es pues en definitiva todo esto ¿un Modo o arte de vivir? EXPERIMENTÉMOSLO.

© 2013 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode